Peligros del buceo

El buceo te lleva a otro mundo. Para ingresar a este mundo, es necesario seguir el entrenamiento necesario, sin el cual la vida de un buzo podría estar en peligro. Como en todos los demás deportes de aventura, el buceo no está exento de peligros. Se deben tomar las precauciones necesarias para garantizar un viaje de buceo tranquilo y feliz. Los peligros del buceo se pueden clasificar en dos categorías. El primer peligro reside en el océano y el segundo en el individuo mismo.

Los buzos deben mantenerse al día con la vida marina alrededor de esta área y los riesgos asociados con ella. Esto les ayudará a evitar animales que se vuelven agresivos cuando se les acercan. También se debe considerar el pronóstico del tiempo, la corriente submarina y las condiciones del agua en la fecha de la inmersión. Es posible que el buceador esté demasiado absorto observando la belleza del fondo del mar y que nadar contra corriente le impida llegar a su destino.

La formación a través de cursos de buceo certificados ayudará al buceador a enfrentarse a los peligros. Los buzos deben asegurarse de que todo su equipo esté en buenas condiciones y funcione correctamente. El buzo también debe demostrar un cierto nivel de responsabilidad.

El buceador debe recordar bien sus lecciones cuando se aventura en el mar, dar por sentado y olvidar su lección puede ir en su contra y es uno de los principales peligros del buceo. Bucear con un cómplice con más experiencia podría reducir el peligro del buceo.

La buena presencia de ánimo y la capacidad de manejar una situación peligrosa sin entrar en pánico pueden ayudarlo a superar los peligros del buceo.

Evite bucear cuando tenga resfriados, alergias e infecciones, ya que tomar ciertos medicamentos puede causarle letargo y somnolencia.

Un problema común entre los buzos es que el dolor de oído es causado principalmente por cambios en la presión. La terminología médica para esto es apretar. El barotrauma también puede ser causado por el buceo. Cuando partes del cuerpo que contienen aire, como los pulmones, el estómago, el tórax, los intestinos y la cavidad, se ven afectadas bajo el agua debido a una presión excesiva, se produce un barotrauma. Otros problemas relacionados con el buceo son los moretones, raspaduras y cortes que normalmente se producen por naufragios, corales y arrecifes.

Bucear demasiado rápido también tiene consecuencias graves y la expansión y contracción excesivas de los pulmones puede provocar discapacidades graves. Así que recuerda no ser imprudente y apresurado mientras buceas.

[pt_view id=»670e98d0d8″]

es_ESSpanish